Esta nueva antorcha de 77 metros de altura, similar a la actual que tiene 75, constará​ de 2 cabezales, sumando la posibilidad de quemar los gases provenientes de la nueva planta de tratamiento que forma parte del proyecto de expansión que se realiza en la planta.

 

Al igual la histórica antorcha que se divisa en la ciudad, esta estará conectada a las distintas unidades formando lo que se llama una red de antorchas, colectando todos los gases que por diferentes motivos no pueden aprovechar en el proceso productivo.

 

En un día trascendental para la empresa, y porque no histórico para la ciudad, este viernes 29 de noviembre se pondrá  en marcha una segunda antorcha que servirá para las nuevas unidades del proyecto de expansión y mejora del sistema de seguridad de la refinería de nuestra ciudad.

 

Esta nueva antorcha de 77 metros de altura, similar a la actual de 75 metros, constará​ de 2 cabezales, sumando así la posibilidad de quemar los gases provenientes de la nueva planta de tratamiento, además de mantener un circuito separado para el quemador de gases excedente de la nueva unidad productiva.

 

El propósito del sistema de antorchas esquemas en forma regular el gas excedente generado durante el proceso de refinación de petróleo y si es necesario también, está preparado para quemar todo lo que pueda generar por ejemplo, en una parada programada o al sacar servicio en equipo.

 

Esta nueva antorcha, al igual que la primera, estará conectado a estas unidades forman lo que se llama una red de antorcha, conectando todos los gases que, por diferentes motivos, no puede aprovechar en el proceso productivo.

 

Cabe destacar además que para este proceso, la planta cuenta con un sofisticado sector de Control Central de la refinería desde donde se monitorea todo el operativo del sistema antorchas.