Así lo señaló el Intendente al recibir a las familias que llegaban con sus hijos para ver la obra “Peter y Wendy, un cuento musical”. Más de 800 chicos de los distintos barrios disfrutarán del espectáculo.

 

 

 

El intendente Sebastián Abella estuvo presente en el Edificio 6 de julio recibiendo a las familias que llegaban para disfrutar la obra “Peter y Wendy, un cuento musical”, y manifestó sentirse “orgulloso” de poder acercar el teatro a tantos niños.

Desde el domingo, casi 500 chicos disfrutan a diario de las dos funciones gratuitas que ofrece el Municipio, de los cuales unos 120 llegan desde los distintos barrios de la ciudad con el traslado coordinado por la Secretaría de Desarrollo Humano.

Luego de la obra, hay tiempo para que todos puedan saludar a los actores y llevarse de recuerdo una foto con sus personales de Disney favoritos.

“Me emocioné al escuchar que muchos chicos ni siquiera conocían el teatro y quiero que todos tengan la posibilidad de visitarlo. Por eso, estamos acompañándolos a ellos y su familias durante este receso invernal”, destacó el Intendente.

“Ya vieron la obra chicos del barrio Lubo, Dignidad, La Josefa, Otamendi, Las Acacias, Los Nogales, Villanueva y Rio Lujan, y en los próximos días seguirán llegando desde otros barrios”, resaltó Abella.

Y concluyó: “Estoy muy contento por el trabajo en equipo realizado entre la Secretaría de Cultura, Educación y Turismo y Desarrollo Humano para que todos los chicos puedan pasar una hermosa tarde.”