La concejal de Juntos por el Cambio, Marina Casaretto, pidió responsabilidad  a todos los partidos políticos, especialmente al frente de Todos, para que lleven adelante un operativo de limpieza. “Que Romano viva en Zárate, no implica que deje sucia nuestra ciudad”, dijo.

La concejal de Juntos por el Cambio, Marina Casaretto, solicitó responsabilidad a todos los partidos políticos, especialmente al frente de Todos, para que retiren la cartelería electoral de la vía pública.

“Que Romano viva en Zárate, y poco le importe Campana, no implica que deje sucia la ciudad”, dijo Casaretto, haciendo hincapié en la contaminación visual que dejaron sus carteles en la avenida Rocca recientemente renovada.

 

Y sumó: “Hay que ser buenos perdedores, entender el mensaje de la gente y tener el mínimo gesto de hacerse cargo de la limpieza de las calles de Campana”.

En este sentido, pidió que lleven adelante un operativo de limpieza, tal como lo realizaron voluntarios y militantes abellistas un día después de las elecciones, con el propósito de garantizar una mayor limpieza de la ciudad.

La edil invitó a replicar su actitud responsable, quitando en su totalidad los distintos elementos de difusión política (pasacalles, banderines, carteles amurados, entre otros), dado que no solo contribuye con el orden y la limpieza de la ciudad, sino también que es necesario brindar una óptima visibilidad en la vía pública, tanto para peatones como para conductores.