Un ejemplo de ello es una nueva investigación publicada en la revista académica Canadian Journal of Psychiatry y abordada por especialistas de la Universidad de Montreal revela que el uso de las redes sociales, la televisión y la computadora está relacionado con un aumento de los síntomas de ansiedad en los adolescentes. Pero irónicamente, jugar videojuegos no tuvo mayor influencia en este aspecto.

 

Tiempo frente a las pantallas

Los investigadores hicieron seguimiento de casi cuatro mil adolescentes canadienses con edades comprendidas entre 12 y 16 años, los cuales formaban parte de la prueba Co-Venture.

Durante cada año del estudio los adolescentes debieron informar el tiempo que pasaban frente a las pantallas digitales y la cantidad de tiempo que dedicaban a participar en cuatro de las actividades más típicas que las involucraban: uso de redes sociales, ver televisión, uso de computadoras y jugar videojuegos. Pero además de estos autoinformes, los participantes completaron cuestionarios en los que informarían diversos síntomas de ansiedad que experimentaran en dicho periodo.

Los investigadores aplicaron los análisis estadísticos de vanguardia para evaluar las diferencias entre personas según el tiempo frente a la pantalla y el reporte de síntomas de ansiedad durante su adolescencia.

Encontraron que en efecto había una relación entre la ansiedad y el uso de dispositivos de pantalla. De hecho, si un adolescente aumentaba el uso de las redes sociales, la televisión y el uso de la computadora en un año determinado, superando su promedio general de uso, sus síntomas de ansiedad también aumentarían ese mismo año en que cambió su frecuencia.

Tan fuerte es la relación entre ambos comportamientos que cuando los adolescentes disminuyeron su uso de las redes sociales, la televisión y el uso de la computadora sus síntomas de ansiedad fueron menos severos.

Redes sociales y televisión vinculadas a ansiedad

Estos hallazgos van de la mano con un estudio publicado recientemente por los mismos autores, en el que encontraron vínculos entre el uso de las redes sociales y la visualización de la televisión y la prevalencia de síntomas de depresión. Pero llama la atención que en esta influencia no estaba involucrado el uso de la computadora.

“Estos hallazgos sugieren que una forma de ayudar a los adolescentes a controlar la ansiedad podría ser ayudarlos a limitar la cantidad de tiempo que pasan frente a las pantallas”, dijo la doctora Patricia Conrod.

Los autores señalan que aún es muy pronto para dar por sentado una relación causal. Sin embargo, estos hallazgos sirven de base para investigaciones más profundas que a su vez permitan diseñar nuevas estrategias para jóvenes en riesgo antes que los síntomas se conviertan en trastornos mayore

 

FUENTE: Tekcrispi