Las tareas continuaron también luego de que cesaran las lluvias. Se limpiaron bocas de tormentas, se desobstruyeron zanjas y se recogieron árboles y ramas caídas en la vía pública. Desde el Municipio, solicitaron responsabilidad con la disposición de los residuos a fin de evitar anegamientos.

 

A raíz de la fuerte tormenta de las últimas horas, el Municipio implementó este miércoles un importante operativo a fin de limpiar con rapidez la ciudad y evitar el acumulamiento de agua en distintos sectores.

 

Por ello, personal de la Secretaría de Espacio Público junto a Defensa Civil Campana trabajó durante y tras las intensas lluvias tanto en el centro como en los distintos barrios de la ciudad.

 

En primer lugar, se procedió a limpiar –tanto en la zona de Alem y aledaños como en distintos sectores- las bocas de tormenta que se encontraban obstruidas por residuos domiciliarios.

 

En relación a ello, el Municipio volvió a reiterar a los vecinos la importancia de ser prudente al momento de disponer correctamente de estos. Las tareas continuaron con la limpieza de las zanjas que se habían rebalsados.

 

Asimismo, se trabajó en la recolección de árboles y ramas caídos en la vía pública. Estos fueron recogidos con rapidez para garantizar las condiciones seguras de tránsito en la ciudad.