El Colegio de Abogados mudó sus oficinas de Campana para iniciar la remodelación de su edificio central

 

El Colegio de Abogados del Departamento Judicial Zárate Campana comenzó una ambiciosa remodelación del inmueble ubicado en la calle French 222 de Campana. Durante el tiempo que lleve la obra, las oficinas funcionarán en un histórico edificio en Luis Costa y Rocca de la misma ciudad.
El proyecto de reforma convertirá a las antiguas tres casas en un edificación moderna y funcional: “Esta reforma es el fruto de muchísimo trabajo y gestiones para cumplir con un anhelo que formó parte de nuestras propuestas como gestión del CAZC. Con 30 años de historia creemos que ya es tiempo de tener una sede pensada y diseñada, con espacios acordes y funcionales para las tareas que realizamos. El desafío es grande, pero también estimulante”, celebró el presidente del colegio, Dr. Marcelo Fioranelli.
Según el proyecto, el inmueble conservará el auditorio que se encuentra en la planta baja y parte del patio original, al que se agregará una zona semicubierta, las oficinas administrativas y una cafetería. Mientras que, en una planta alta, se encontrarán las oficinas de Presidencia, Secretaría, y salas de reuniones para las diferentes Comisiones, el Tribunal de Disciplina, y el Consejo Directivo.
Por su parte, la oficina departamental de la Caja de Abogados ya está funcionando en el inmueble de Luis Costa 786 hasta que culmine la remodelación de su propio edificio, sito en calle French 231, que fue adquirido por la Caja Provincial en septiembre pasado.
Un poco de historia
En 1988 se crea el Colegio de Abogados del Departamento Judicial Zárate Campana que comprende además, a Escobar y Exaltación de la Cruz; localidades que hasta el momento formaban parte del Colegio departamental de San Nicolás. El nuevo departamento judicial estableció como cabecera a la ciudad de Campana.
Una década más tarde, el Colegio adquirió el inmueble de calle French 222 en el que funciona la sede actual.
Sin embargo, se trata de tres propiedades conectadas que, si bien fueron adaptadas a los usos y necesidades de la institución, originalmente habían sido construidas para ser ocupadas como viviendas familiares.
“El proyecto que comenzamos a ejecutar en este 2020 es una verdadera reparación histórica para todos los matriculados del departamento judicial que merecen la puesta en valor de nuestra institución” culminó el Dr. Fioranelli.