Se trata de Mariana Gatti y Raúl Guarino, padres de Juan Pedro quienes aseguraron que su hijo “está triste y desorientado”

 

“Nunca imaginamos que al segundo día iba a suceder esto, nosotros estábamos tranquilos del primer momento que él era inocente. Creímos siempre en su palabra. Y una de las cosas más importantes es que salga en libertad. No nos tomó por sorpresa porque siempre todas las pericias y todo lo que iba sucediendo a él lo iban desvinculando de la situación. Y nos iba dando paz también a nosotros”, indicó Luciana Gatti, mamá de Guarino.

Raúl Guarino, padre del imputado, agregó que su hijo “está triste y desorientado”. Y sostuvo: “Juan no está bien. Es todo muy triste, realmente es todo muy triste. Por eso siempre tratamos de sumarnos a la familia de Fernando Báez Sosa. Tratar de dar nuestras condolencias y fuerzas, a los amigos y a la familia. Tratar de que todos confíen en la Justicia. Creemos que con Juan Pedro se hizo justicia y nada más”.

Guarino, junto a Alejo Milanesi, fue liberado luego de que la fiscal de Villa Gesell Verónica Zamboni considerara que actualmente no hay suficientes pruebas en en su contra para dictarles la prisión preventiva por el homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas de Báez Sosa.

Acompañados por el defensor Hugo Tomei, Milanesi y Guarino salieron ayer a las 15:25 de la Unidad Penal N° 6 de Dolores. Tras alejarse de la zona y reencontrarse con sus familiares, regresaron a Zárate sin brindar ningún tipo de declaración ante los medios.

FUENTE: Infobae