La finalidad es prevenir accidentes, delitos, contaminación ambiental y mejorar el espacio público, según informaron desde la Secretaría de Seguridad

Con el objetivo de prevenir accidentes, delitos, contaminación ambiental y mejorar el espacio público, la Secretaría de Seguridad y Prevención Ciudadana del Municipio implementó recientemente un nuevo sistema que permitirá retirar aquellos vehículos que estén abandonados en la vía pública.

A través de la Dirección General de Tránsito y Transporte se pusieron en vigencia las obleas que serán colocadas en los autos, camionetas y camiones, entre otras, que se encuentran estacionados por un largo período de tiempo en la calle.

En primera instancia, se notificará a los propietarios de lo que provee la Ley Nº 24499/13927 y 14543 por medio de una constancia en la que figurará la fecha en la que se realizó la inspección.

No obstante, en el caso de no ser removidos los vehículos, se procederá al secuestro preventivo del mismo y traslado al asiento del depósito municipal con la correspondiente infracción con intervención del juzgado de faltas municipal.

De igual modo está vigente otra oblea, que se coloca en los parabrisas de los vehículos que se encuentran en infracción por mal estacionamiento, para luego labrar el acta correspondiente.