El intendente apunta a su reelección y se mostró satisfecho en cuanto a los números a nivel local. “Tenemos un montón de obras en marcha y vamos a seguir trabajando para que se puedan seguir haciendo”.

El resultado final de las PASO 2019 muestra una posible reelección del intendente Sebastián Abella en Campana, pero a nivel nacional y provincial el triunfo de la oposición fue contundente: Fernández obtuvo un 47,4% de votos contra un 32,3% de Macri; mientras que Kicillof logró un 49,3% contra el 32,5% de María Eugenia Vidal.
En el búnker de “Juntos por el cambio”, acompañado de Funcionarios y militantes, Abella se mostró agradecido por contar con el apoyo de los vecinos y aseguró que el número de votos aumentó considerablemente en comparación al 2015.

“30 mil campanenses nos eligieron hoy y vamos a seguir trabajando por esta misma línea. Tenemos un montón de obras en marcha y tenemos que trabajar para que esas obras se puedan seguir haciendo. Tenemos una tarea, de acá hasta fin de año, muy importante y creo que eso los vecinos lo reconocen cuando transitan y ven la ciudad. Así que a seguir trabajando. Agradecer a los vecinos, a los que nos votaron, y a los que no, estamos trabajando para que Campana esté lo mejor posible”, aseguró a la prensa.

De acuerdo con los datos oficiales, Abella (“Juntos por el Cambio”) logró un 47,73%; Ruben Romano (“Frente de Todos”), 39,9%; Axel Cantlon (“Consenso Federal”), 6,65%; Brenda Reymundo (“Frente de la Izquierda-Unidad”), 3,16%, y Aníbal Valdivia (“Frente Nos”), 2,62%.

“Pensaba como agradecer, porque si nombramos a todos, uno por uno de los que aquí trabajaron, sería una lista infinita. Todos colaborando con un proyecto. Con ir en contra de un proyecto que ha empobrecido no solo a Campana, sino a la Provincia y a la Nación. Entonces, la mejor manera de agradecer es renovar mi compromiso con todos ustedes, por una Campana más igualitaria y solidaria, donde todos tengan las mismas oportunidades de estudiar, de trabajar”, declaró Romano.

El candidato del “Frente de Todos”, reflexionó: “Sin duda que el pavimento es algo importante para un barrio. Pero realmente me causó mucha indignación escuchar a la Gobernadora decir que por fin los chicos iban a poder ir a la escuela con zapatillas blancas. ¿Dónde vive esta Gobernadora? ¿Dónde vive este Presidente? ¿Dónde vive este Intendente? Realmente los chicos no pueden ir con zapatillas blancas, ni azules, porque no tienen zapatillas. Campana necesita obras, sin duda, pero Campana necesita ser sensible a la problemática del trabajo, a la problemática de la educación. No puede ser que uno de cada dos chicos en Campana sea pobre. No puede ser que proliferen los merenderos y comedores. Campana nunca vivió 5.000 desocupados. Estamos cansados de recibir CV para trabajar, chicos que terminaron su formación y no encuentran trabajo, o no pueden seguir estudiando”, concluyó.