El Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia es el día en el que se conmemora en Argentina a las víctimas de la última dictadura militar, autodenominada «Proceso de Reorganización Nacional», que usurpó el gobierno del Estado nacional argentino entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983.

 

La fecha fue establecida en el año 2002 por Ley de la Nación N° 25.633, cuyo artículo 1º establece: “Institúyase el 24 de marzo como Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia en conmemoración de quienes resultaron víctimas del proceso iniciado en esa fecha del año 1976.

Por primera vez en la historia no habrá la tradicional marcha a Plaza de Mayo por el Día de la Memoria a 44 años del último golpe militar, el 24 de marzo de 1976. La cuarentena obligatoria que dispuso el presidente Alberto Fernández para frenar el avance del coronavirus obligó a los organismos de derechos humanos a suspender las movilizaciones, por lo que convocaron a hacer acciones virtuales como un “pañuelazo blanco”. El Presidente celebró la decisión y dijo que se trata de “cuidar la vida”.

La iniciativa la impulsaron organizaciones como Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos, HIJOS y el CELS. De manera virtual, llamaron a manifestarse en Facebook y Twitter para expresar los reclamos de verdad y justicia por los crímenes de lesa humanidad de los genocidas en el último golpe de Estado.

Al igual que Abuelas la agrupación Hijos también convocó a un “pañuelazo blanco”, con el hashtag #pañuelosconmemoria. Pidieron expresarse “a través de tuitazos, videos, fotos de cada ventana, balcón, puerta, edificio o espacio público donde se cuelguen pañuelos blanco”.

A las 19.30 las agrupaciones de derechos humanos transmitirán por Internet el documento que todos los años leen en la Plaza de Mayo.