Según trascendió, lo hizo antes de huir junto con el acusado antes de que los vecinos tomen represalias. Luego de eso, un grupo de personas dividió y usurpó el terreno.

Un hombre fue acusado de violar  a un menor en el barrio Las Praderas. El padre, al enterarse, decidió incendiar su propia casa antes de que los vecinos tomen represalias.
 Luego de eso ambos huyeron y un grupo de vecinos dividió y usurpó el terreno.