“Esperamos que el Intendente no vete la quita del impuesto al combustible”

El candidato a Intendente del Frente de Todos, Rubén Romano, habló tras la aprobación del proyecto en el Concejo Deliberante que deja sin efecto el gravamen local al combustible. “Por más que el Ejecutivo rechace esta medida, puedo asegurar que esta tasa dejará de existir desde el primer día de mi gestión”, aseguró.

Tras la aprobación de la derogación de la Tasa Vial que aplica cargos “extra” al combustible en nuestra Ciudad, el candidato a Intendente por el Frente de Todos, Rubén Romano, se mostró conforme con el proyecto pero preocupado por el cumplimiento de lo sancionado en el HCD: “Este era un pedido de todos los campanenses, y es una satisfacción poder cumplir con esta necesidad tan importante en tiempos donde la economía aprieta y mucho. Pero esperamos que el Intendente no vete la quita del impuesto al combustible, en una práctica lamentablemente habitual ya que sistemáticamente ha rechazado muchas ordenanzas aprobadas democráticamente en el Concejo” aseguró Romano.

Para el candidato local, “es un abuso que los vecinos deban pagar más cara la nafta en nuestra Ciudad, cuando el combustible ya tiene un impuesto que debiera destinarse a la mejora de los caminos y las calles. Es una locura que se pague dos veces por lo mismo, y esto es algo que no pasa en todos lados”.

Para Romano, “que el Municipio deba inventar impuestos y recaudar de esta manera para hacer obras menores, es una muestra de la enorme caída en la recaudación en las tasas que legítimamente debe cobrar el Municipio, y con las cuales debiera hacerse de fondos para la realización de obras y proyectos de envergadura”.

Finalmente, ante la posibilidad que el Intendente Abella vete la eliminación de la Tasa Vial, Rubén Romano garantizó que “por más que el Ejecutivo rechace esta medida, puedo asegurar que esta tasa dejará de existir desde el primer día de mi gestión. Nuestra obligación como Gobernantes es la de gestionar recursos para los vecinos, y no la de exprimir los bolsillos de los propios contribuyentes para realizar obras que les corresponde por derecho” concluyó.