Los más de 2 millones de empleados que pagaron impuesto a las Ganancias comenzaron a percibir esta semana con el cobro del sueldo correspondiente a agosto la primera cuota de devolución tras el incremento del mínimo no imponible.

Luego de las elecciones primarias y la fuerte devaluación del peso tras ese fin de semana de agosto, la administración de Mauricio Macri puso en marcha una batería de medidas para intentar moderar el impacto cambiario en el poder adquisitivo.

En ese sentido, dispuso un aumento de 20% del piso y una «deducción especial».

Según indicó el Gobierno, en este caso, unas dos millones de personas son las beneficiadas por la disposición oficial que busca «llevar alivio al bolsillo de los argentinos». Se trata de los dos millones que tributan Ganancias a pesar de que Macri en campaña había prometido eliminar el impuesto.

Por estas horas ya se está notando la devolución en el recibo de sueldo. Allí deberá figurar la cifra de la devolución, lo cual se deberá repetir en octubre, al cobrar septiembre.

Según la modificación, el nuevo mínimo no imponible del salario bruto a partir del que se paga el impuesto quedó en 55.376 pesos para un trabajador soltero y en 70.274 pesos para un trabajador con cónyuge y dos hijos.

Se haría el recálculo del tributo por todo lo ya pagado en lo que va del año. Por ejemplo, en el caso de un trabajador casado, con dos hijos y un salario bruto de $80.000 mensuales, habrá un reintegro de unos 12.000 pesos.

Por su parte, los autónomos recibirán una reducción del 50% en los anticipos que deben pagar el resto del año.

FUENTE: Infogremiales